Realizan posada en La Ciudad del Niño
Blanca Elizabeth Carmona
El Diario | 11-11-2012 | 21:11
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Unos 100 pequeños de La Ciudad del Niño y sus benefactores celebraron ayer una posada para conmemorar la próxima Navidad.

“Fui un niño egresado de La Ciudad del Niño y decidí regresar a la sociedad algo de lo mucho que me ha dado a mí”, expresó con emoción Víctor Manuel Contreras Puente, uno de los cuatro organizadores del evento y quien junto a sus compañeros logró encontrar un padrino para cada uno de los 98 menores que vive en las casitas de esa institución, así como llevar un espectáculo de payasos, tamales y chocolate calientito.

“Viví 18 años aquí, mi estancia fue maravillosa. Si tuviera que volverlo a vivir lo haría con gusto, fue la mejor etapa para mí. Lo que no pude tener fuera de aquí lo tuve de sobra: amor, cariño, educación, alimento, vestido, sustento. Mi madre fue una mujer sola que sacó adelante a sus cuatro hijos, pasó una situación muy difícil y Dios le puso en su camino a los ángeles de la congregación de Misioneras de María Dolorosa”, explicó mientras al fondo se escuchaban las risas de los niños al presenciar los concursos organizados por los payasitos durante la entrega de los regalos.

Durante los 58 años que llevan funcionando las casitas de La Ciudad del Niño, miles de infantes han recibido una formación integral que incluye proporcionarles casa, vestido, alimentación, educación, atención médica, psicológica y valores.

Uno de los asistentes a la posada, Ángel Martín, quien lleva cinco años viviendo en La Ciudad del Niño y es el alumno de mayor edad al contar con 16 años, dijo sentirse contento por asistir a la fiesta y poder compartir con sus compañeros y los ex alumnos.

“Son niños que provienen de familias desintegradas o algunos son huérfanos pero que tienen algún tutor, un familiar o una madrina que se hace cargo de ellos, pero para ingresar se requiere que ellos presenten una solicitud, luego hacemos un estudio socioeconómico, porque necesidades hay muchas pero se elige a los niños que requieren mayor apoyo”, dijo la directora de La Ciudad del Niño, María de Jesús Montes Álvarez.

Las necesidades actuales de La Ciudad del Niño son ropa de invierno para los pequeños y los jóvenes, apoyo para becas, uniformes, zapatos y alimentos, así como pintura y material para reparar los techos de las casitas. Las personas que puedan y deseen brindar ayuda pueden acudir a las instalaciones ubicadas en la calle Holanda número 1620 de la colonia Linda Vista o comunicarse con uno de los ex alumnos, Víctor Manuel Contreras, al teléfono celular (656) 3396517.