Exigen jueces participar en 'ajedrez' de la política
La Jornada | 11-11-2012 | 10:45
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Distrito Federal— Si la actividad política está desatada, los jueces no pueden “quedarse como convidados de piedra”, deben “fijar rumbos y ritmos en los nuevos tiempos por venir” ya que “ningún juzgador en México ha hecho votos de silencio ni de ausencia en la democracia y la vida cotidiana”, afirmó Édgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal , al participar en la asamblea general de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia (AMIJ).

El magistrado capitalino exigió que se deje que se juzgue con total autonomía y plena libertad, así como “participar en el ajedrez”, en momentos en los que se reacomodan los tableros y se prepara una nueva partida de ajedrez en nuestra nación.

Elías Azar sostuvo que “mientras los juzgadores del país no cobren verdadera independencia, autonomía, plena libertad para juzgar, no podremos considerar nuestra democracia como acabada. Para colocarnos donde debemos y merecemos será necesario hacerlo notar, nadie nos vendrá a decir las cosas por nosotros y nadie se acordará de la función judicial en la distribución de los recursos nacionales”.

Durante el acto realizado en el Palacio de Minería, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, dijo que todos los jueces del país deben ajustar sus actuaciones en favor de los derechos humanos, y que sus sentencias deben ser claras, y “más generadoras de confianza”.

Silva Meza llamó a todos los jueces y magistrados del país a emplear con rectitud y honestidad los recursos humanos y materiales que la sociedad le ha confiado al Poder Judicial de la Federación para lograr que esa confianza sea enriquecida con más confianza.

“Estamos en una época que exige que los recursos con los que contamos sean canalizados para auxiliarnos a desempeñar nuestra función sustantiva de la mejor manera y el Poder Judicial de la Federación apoya y apoyará el esfuerzo de los juzgadores mexicanos interesados en dictar siempre mejores sentencias”.

El magistrado Armando Maitret, presidente de AMIJ, afirmó que “ninguna autoridad puede atropellar a un ciudadano, pero tampoco a otro poder”, al opinar sobre las acusaciones que la PGR ha presentado en contra de algunos jueces por presuntos vínculos con grupos criminales, ante lo que dijo que “no se puede consignar sin elementos”.