Foto: EL DIARIO  

Foto: EL DIARIO  

Foto: EL DIARIO  

Foto: EL DIARIO   Se pretende la conservación y restauración de los inmuebles con fines culturales, turísticos y recreativos

Pide Congreso a gobiernos rescate de nueve edificios emblemáticos
Rocío Gallegos
El Diario | 11-11-2012 | 21:13
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
El Congreso del Estado pidió a los gobiernos federal y estatal la conservación y restauración de nueve edificios emblemáticos de Ciudad Juárez, para su rescate con fines culturales, históricos, turísticos y recreativos.

Se trata de la Ex Casa del Administrador de la Aduana, el Cine Victoria, Cárcel de Piedra, Antigua Presidencia Municipal, Plaza de Toros Alberto Balderas, Estación de Bomberos No. 2, Mercado Juárez, Edificio Continental y Escuela No. 28.

“Son inmuebles de alto valor arquitectónico y cultural, a los cuales es necesario rescatar y en algunos casos rehabilitar para darles un uso público que reivindique su valor y ofrezca a la ciudadanía la posibilidad de conocerlos y disfrutarlos”, se indica en el exhorto realizado por el Poder Legislativo estatal.

En el documento, aprobado la semana pasada, se menciona que mientras no se legisle a favor de su preservación y rehabilitación se corre el riesgo de perderlos, empobreciendo notablemente el rostro urbano de esta frontera.

Sobre el Cine Victoria, ubicado en la Avenida 16 de Septiembre y Francisco I. Madero, el Poder Legislativo estatal destaca que fue inaugurado en 1945 y tenía un aforo para mil 700 personas; la sala estaba decorada con iluminación indirecta, con murales que representan aspectos de la vida mexicana, situados en los dos lados cerca del techo. Uno mostraba una danza yaqui (Sonora) y el otro una danza del estado de Oaxaca.

De la Ex Casa del Administrador de la Aduana, ubicada también sobre 16 de Septiembre, menciona que es un edificio estilo afrancesado construido a finales del Siglo XIX y hoy es usado como oficinas administrativas, pero debe restaurarse.

En el documento se menciona que la Cárcel de Piedra es un edificio inaugurado el 15 de junio de 1943, ubicado en Avenida 16 de Septiembre y calle Oro, de la colonia Barrio Alto. Se construyó para reducir los niveles de violencia que imperaban en la ciudad en la época del entonces presidente municipal Carlos Villarreal Ochoa.

Sobre la antigua Presidencia Municipal, que data del siglo XIX, se menciona que piedras volcánicas cubren las paredes de adobe que resguardan sus interiores. Este edificio fue una cárcel y sirvió de barricada a las tropas para repeler los feroces ataques de los apaches y proteger a los viajeros del Camino Real.

El inmueble está ubicado en calle Mariscal, entre 16 de Septiembre y Miguel Hidalgo; su segundo piso fue reinaugurado el 16 de septiembre de 1948.

La Plaza de Toros Alberto Balderas, localizada en Avenida Francisco Villa y Abraham González, fue inaugurada el 5 de mayo de 1957, con capacidad para recibir a 8 mil asistentes. Esta plaza monumental fue ordenada construir por el mayor Salvador López Hurtado.

En la lista de edificios a conservar, el Poder Legislativo incluyó la Estación de Bomberos No. 2, ubicada en la Avenida 16 de Septiembre y calle Ignacio Ramírez, edificio que se inauguró el año de 1947 construido por el ingeniero Salvador Aguirre Chávez.

También piden restaurar el Mercado Juárez que fue abierto al público el 1 de septiembre de 1946. Este mercado fue muy famoso desde su inauguración hasta principios del nuevo milenio. Era muy común que turistas del suroeste de Texas y sureste de Nuevo México acudieran a comer antojitos mexicanos, escuchar música de mariachi y norteña así como a comprar artesanías y licores.

Otros dos lugares son el edificio Continental, inaugurado en 1947 en Avenida 16 de Septiembre entre Lerdo y Ramón Corona, y la Escuela No. 28, fundada en 1885 en la entonces calle Chamizal (ahora Ignacio Mejía) y Constitución. Actualmente se ubica en calle Constitución y Galeana, en un edificio utilizado como cuartel por los villistas en la Toma de Ciudad Juárez.

En la petición del Congreso a la Federación y el Estado, que surgió a iniciativa del diputado Gerardo Hernández, se menciona que la habilitación de esos inmuebles como espacios públicos impactará en el sentido moral y arraigo en la identidad de los juarenses, además de embellecer la fisonomía urbana de esta frontera.

“Esta propuesta representa un ‘ganar-ganar’ para las autoridades y para la sociedad”, se indica en el proyecto legislativo donde se menciona que con esas acciones se reforzará el plan para la consolidación y reestructuración del Centro Histórico.