Foto: Agencias  

Alista Calderón refugio en fundación ‘hechiza’ … ¿y salida del país?
Álvaro Delgado
Proceso | 10-11-2012 | 23:20
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Distrito Federal– Definido por militantes como “corresponsable” del desastre del Partido Acción Nacional (PAN), porque “fue grave la falta de compromiso claro y eficiente” con la campaña de Josefina Vázquez Mota, Felipe Calderón reactivará la Fundación Desarrollo Humano Sustentable, que él preside y está “en liquidación” desde 2005, para mantenerse vigente en México mientras se refugia en el extranjero.

El martes 6, a tres semanas de entregarle la banda presidencial al priísta Enrique Peña Nieto –tras lo cual presuntamente saldrá del país–, Calderón confió a un grupo de senadores y funcionarios federales, en una cena en Los Pinos, que dirigirá esa fundación que creó en julio de 2004, un mes después de su renuncia al gobierno de Vicente Fox, y hasta los invitó a participar en ella.

La fundación, cuyo objeto social es generar estudios y diseñar políticas públicas, sólo duró año y medio (de julio de 2004 a diciembre de 2005), lapso en que Calderón construyó su candidatura presidencial. Su consejo directivo estaba integrado por sus amigos Germán Martínez, César Nava, Ernesto Cordero, Javier Lozano, Alejandra Sota, Juan Molinar...

Calderón hizo esta revelación en la cena que organizó para solicitar donativos destinados a la familia de Ricardo Guzmán Romero, el presidente municipal panista de La Piedad, Michoacán, asesinado el 2 de noviembre del año pasado, cuyo crimen está impune pese a que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo las investigaciones.

El asesinato del alcalde ocurrió a 11 días de las elecciones en Michoacán, en las que la candidata del PAN fue Luisa María Calderón, quien asistió a la cena acompañada sólo de un puñado de senadores, pero con la ausencia del coordinador, Ernesto Cordero, de Roberto Gil Zuarth, jefe de la campaña de Vázquez Mota, y del michoacano Salvador Vega Casillas.

La cena se realizó el mismo día que el CEN del PAN dio a conocer las conclusiones de la Comisión de Evaluación y Mejora, creada para identificar las causas del desastre electoral del 1 de julio, cuya responsabilidad se le atribuye en primer lugar a Vázquez Mota, luego a la violencia que generó la estrategia anticrimen, a las divisiones internas y al propio gobierno de Calderón.

Este documento, que propone un nuevo estatuto y que cuyo proyecto deberá ser sometido aún a una consulta, contrasta con otro elaborado por prominentes panistas que han trabajado en paralelo a la comisión designada por el Consejo Nacional, cuyas conclusiones contrastan, por su carácter crítico, con las de ésta.

No sólo identifica como culpables de la pérdida de la Presidencia de la República a la dirigencia del PAN y al equipo de campaña de Vázquez Mota, sino también a los gobiernos de Fox y Calderón, que “no lograron construir un modelo de desarrollo o de gestión gubernamental a nivel nacional de marca panista”, ni sus funcionarios actuaron con valores y principios de ese partido.

Fox y Calderón, afirma el documento, “son corresponsables”, porque “tampoco atinaron a crear condiciones para transformar las corporaciones sindicales corruptas del PRI, como el SNTE o el sindicato petrolero, no concretaron la modernización educativa, no obstante la enorme inversión financiera, no supieron atajar el duopolio televisivo y fomentar la competencia en telecomunicaciones, no concretaron un modelo federalista con estímulos y sanciones a los órdenes de gobierno”.

El documento, del que Proceso obtuvo copia, fue elaborado por el grupo de consejeros y ex diputados del PAN, entre ellos José Antonio García Villa, ex secretario general del CEN, el ex subprocurador Juan Miguel Alcántara, el ex subsecretario Juan Marcos Gutiérrez, Roberto Ramírez Villarreal, Fortunato Álvarez y Julio Faesler.

En el documento, que aún tiene carácter preliminar, se propone un modelo para ex funcionarios del PAN. “Deberá asignar a los ex presidentes y ex gobernadores el papel de actuar con prudencia, discreción, distantes del poder y de los reflectores y procurar la autocrítica. El dicho modelo, el presidente de la República o gobernador o presidente municipal no deberá rehuir la responsabilidad de la derrota correspondiente”.

Se destaca “el evidente uso del aparato gubernamental en los tres niveles de gobierno para apoyar a uno de los precandidatos”, Ernesto Cordero, y luego Vázquez Mota “dejó que el presidente Calderón le impusiera a buena parte de su equipo, así como en las candidaturas legislativas”.

Y puntualiza el abandono de Calderón a la candidata: “No hubo apoyos esperados y legítimos para propaganda y publicidad. Grave fue la falta de compromiso claro y eficiente del gobierno”.

Por ello, plantea inclusive la renuncia del CEN encabezado por Gustavo Madero, y del Consejo Nacional, máximo órgano de dirección del PAN, en el marco de la asamblea convocada para marzo del próximo año.

“Que se considere en el orden del día una votación indicativa en la asamblea sobre la renuncia del consejo nacional, el CEN, la Comisión Nacional de Elecciones. Las renuncias surtirían sus efectos el día en que se elija a los integrantes de los órganos renovados, de tal manera que el partido no quede sin conducción un solo día. El proyecto de reforma a estatutos debe incluir la facultad de una asamblea para renovar el consejo, el CEN y demás órganos directivos”.

El grupo de militantes confía en que pueda haber una rectificación del PAN, pero también advierte que si no se hacen los cambios requeridos, “los estertores de la muerte le pueden aparecer en cualquier momento”.



Como Vamos México o el Centro Fox



En medio de la frenética actividad de su último mes como titular del Ejecutivo, cargo al que llegó bajo la sospecha de fraude electoral, y ante versiones de él mismo y de su mujer, Margarita Zavala, de que se irán de México –como lo hicieron Carlos Salinas y Ernesto Zedillo–, Calderón regresará a la Fundación Desarrollo Humano Sustentable.

Ante sus invitados a la cena del martes 6, expuso que todo el “talento” que hay en su gobierno podrá seguirlo aportando a México desde esa fundación, aunque aclaró que hará el anuncio después del 1 de diciembre para que no se piense que ha usado recursos públicos con ese fin.

En la cena estuvieron presentes los secretarios de Hacienda, Economía, Agricultura, Reforma Agraria y Desarrollo Social, respectivamente José Antonio Meade, Bruno Ferrari, Francisco Mayorga, Abelardo Escobar y Heriberto Félix, lo mismo que senadores como Luisa María Calderón, Jorge Luis Lavalle y Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Pero hasta el viernes 9 no había sido notificada en el Registro Público de la Propiedad del Distrito Federal alguna modificación a la Fundación Desarrollo Humano Sustentable, que está “en liquidación” desde el 27 de diciembre de 2005, cuando Nava, en su calidad de delegado de la asamblea de socios, compareció ante el notario Miguel Alessio Robles.

Aunque la vigencia de la sociedad era de 99 años, se procedió a la disolución, “por lo que en lo sucesivo deberán agregarse a la denominación las palabras ‘en liquidación’, nombrándose como liquidador a José Manuel Minjares Jiménez”.

Todos los involucrados en la fundación han estado vinculados estrechamente a Calderón, empezando por el notario Miguel Alessio Robles, que desde 2008 es consejero jurídico del Ejecutivo federal y antes fue subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

El tesorero era Gerardo Ruiz Mateos, jefe de la Oficina de la Presidencia, y el secretario César Nava, secretario particular de Calderón, presidente del PAN, diputado y litigante de súbita riqueza como Germán Martínez, apoderado de la sociedad y también exdirigente de ese partido.

Los vocales eran también felipistas: Alejandra Sota Mirafuentes, vocera presidencial; Ernesto Cordero, dos veces secretario de Estado y frustrado delfín de Calderón; Javier Lozano, ex secretario del Trabajo y senador; Juan de Dios Castro Lozano, ex subprocurador y magistrado de Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA).

Los otros tres vocales eran María Elena Álvarez Bernal, ex diputada y viuda de Abel Vicencio Tovar; Luis Mejía Guzmán, subsecretario de Desarrollo Social y delegado de esa dependencia en Michoacán desde Fox, y Juan Molinar Horcasitas, quien fue secretario de Comunicaciones y director general del IMSS.

Dos personajes que formaron parte de la fundación presidida por Calderón llaman la atención: Vicente Corta Fernández, primer secretario ejecutivo del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), que administró el quebranto bancario, y Javier Prieto de la Fuente, empleado de Cementos Mexicanos (Cemex) y coordinador de asesores de Carlos Abascal en la Secretaría de Gobernación.

El “liquidador” de la sociedad, Manuel Minjares Jiménez, es también un estrecho colaborador de Calderón: fue su coordinador de asesores en Banobras y oficial mayor en la Secretaría de Energía en el sexenio de Fox; en este gobierno fue subsecretario de la Función Pública y de Gobernación, así como coordinador de asesores de Cordero en la SHCP.

Calderón creó la Fundación Desarrollo Humano Sustentable el 4 de julio de 2004, dos meses después de que, el 31 de mayo, renunció a la Secretaría de Energía por el “regaño” de Fox al haber sido destapado como aspirante presidencial por Francisco Ramírez Acuña, y a partir de entonces armó el equipo que venció en la campaña interna a Santiago Creel bajo acusaciones de fraude electoral.

Su objeto social es la promoción, investigación y difusión del desarrollo humano sustentable en México, la realización de toda clase de estudios e investigaciones, incluyendo estudios de opinión pública; el análisis y la formulación de políticas públicas, y la realización de estudios legislativos, incluyendo la materia de legislación comparada.

La reactivación de la fundación encabezada por Calderón no está reñida con el proyecto de irse del país, como él mismo lo ha reconocido en reuniones cerradas. Su destino puede ser una universidad de Estados Unidos, como la de Harvard o la de Texas, donde la comunidad estudiantil ha repudiado esa posibilidad.

Margarita Zavala, mujer de Calderón, también dijo hace apenas dos semanas, el 24 de octubre, que la familia podría irse de México: “Estamos valorando si nos vamos, qué ofertas tenemos, pero eso se sabrá más adelante”. (Álvaro Delgado/Proceso)


 

>>guerrero90:
tienen razon otro mas, y si no hacemos algo como sociedad seguira otro y otro, por ejemplo en Europa como se manifiesta la gente y un asi no logran nada pero sus paises tienen crisis por saqueos de los politicos, aun estamos a tiempo de podernos defender solo hay que unirnos


>>dado:
desde el primero de diciembre Calderon solo sera un objeto desechable para los norteamericanos, un objeto que ya no puede dar nada puesto que ya no sustentanningun tipo de poder politico y no seria de extranarse que el dia de manana se de la gran nota sobre un posible atentado a su persona


>>Okato:
No nada mas huye del pais despues de dejarlo en una crisis tremenda violencia imparable con una delincuencia cada vez mas alta si no tambien ahora lo vamos a mantener de por vida para que se gaste su salario en otro pais de por vida viva mexico viva el PAN


>>Husar24:
Sus patrones gringos no pueden darse el lujo de que le pase algo a su monstruo. Para que el que esta enturno no se ponga nervioso de arruinar a su propio País


>>terrazas:
uno mas en la historia de México


>>foofighter:
Claro como todos los politicos corruptos y cobardes, hacen su desm$#$@* y luego se largan para no sufrir las consecuencias de su rapina, su avaricia y su estupidez