Crece robo hormiga; ofrecen supermercados recompensas
Antonio Rebolledo
El Diario | 10-11-2012 | 23:18
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Al ver rebasados sus esquemas tradicionales de vigilancia y monitoreo electrónico por el ‘robo hormiga’, tiendas de autoservicio en esta frontera están ofreciendo recompensas o gratificaciones a quien denuncie la sustracción ilegal de mercancía.

Tal estrategia, en la que sobresalen también simposios sobre el tema, se da en momentos en que la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales y de Autoservicio (ANTAD) ubica a Chihuahua como la segunda entidad con mayor incidencia de este fenómeno, en buena parte derivado por la crisis.

La lista es encabezada por el Estado de México. Les siguen Nuevo León, el Distrito Federal y Coahuila. La ANTAD refiere que los hombres cometen el 60 por ciento de los robos, y que los productos más sustraídos son abarrotes, de salud y belleza, electrónica y alimentos preparados.

A nivel local la cadena de tiendas de autoservicio S-Mart implementó desde mediados de octubre el Programa SDA (Sistema de Denuncia Anónima).

El esquema brinda la posibilidad de obtener una “gratificación” a un empleado de la tienda o a un cliente si detectan que alguien introduce algún producto en sus bolsas, esconde objetos entre sus ropas o incurre en cualquier comportamiento que afecte al centro comercial.

El jueves trascendió que los gerentes de seguridad de las tiendas afiliadas a la ANTAD en Ciudad Juárez sostuvieron una reunión de trabajo para acordar estrategias en contra del ilícito. El resultado de la sesión, así como los planes para prevenir el “robo hormiga”, fueron reservados.

Las otras cadenas de supermercados en esta frontera, Wal-Mart y Soriana, omitieron comentarios sobre sus planes de combate a la sustracción de mercancía.

Según refirieron especialistas que participaron recientemente en el XXII Simposio sobre Prevención de Pérdidas y Mermas de la ANTAD efectuado en la capital del país del 24 al 26 de octubre pasado, el “robo hormiga” se incrementó exponencialmente en los últimos cinco años como consecuencia de la crisis económica y el desempleo entre quienes frecuentan estos centros comerciales.

Jesús Sosa, gerente de Recursos Humanos y uno de los coordinadores del SDA de la cadena Smart, dijo que el plan consiste en que el cliente que detecte el robo de mercancías yo reporte a un número telefónico 01 800 para que en la misma tienda se inicie una investigación.

“Si se confirma el hecho, el cliente, o incluso el empleado de la tienda, pueden obtener una gratificación”.

El directivo apuntó que contra el robo hormiga “nada es suficiente, ni los guardias ni las cámaras, ni la petición a los clientes en el sonido local para que no destapen y consuman productos sin pagarlos”.

“Por eso requerimos estrategias más precisas e incluso la colaboración de nuestros clientes, de ahí que consideramos valioso para el programa la confidencialidad y el anonimato de los denunciantes”.

Añadió que desde la implementación del programa se ha reducido considerablemente la incidencia de robos en las tiendas que cuentan con mamparas publicitarias en los accesos principales que señalan “Smart, blindado contra la delincuencia”.

Pero este programa va más allá de la detección de delincuentes en nuestras tiendas. Buscamos que cualquier anomalía se denuncie, desde la recepción de proveedores en las bodegas, la atención en las cajas y hasta el comportamiento de los promotores de algún producto ajenos a la cadena Smart”.

“Queremos que proporcionen al cliente un servicio óptimo y que se genere un ambiente de cordialidad y honestidad alrededor de la tienda, de lo contrario, nuestros empleados también pueden ser denunciados”, advirtió.

Al momento de la llamada el denunciante recibirá un número de folio, una especie de control e identificación de la denuncia, para que pueda dar seguimiento al caso hasta su resolución final.

“El cliente puede llamar las veces que considere hasta darle solución a su exigencia. Así, al fomentar la cultura de la denuncia y del resultado de ésta, fomentamos una mejor sociedad y fortalecemos el compromiso de las tiendas departamentales de ser empresas socialmente responsables”.



‘A monearlos’



Similar a la exhibición de asaltabancos en sucursales bancarias, recientemente una cadena de tiendas de productos de importación publicó en sus aparadores los rostros de quienes robaron mercancía.

Las imágenes fueron extraídas de sus sistemas de monitoreo.

Uno de los empleados de la tienda comentó que la medida tuvo resultado, “pues si se detecta a alguien robando, nosotros como empleados no intervenimos. Lo reportamos a los Guardias de Prevención que pueden intervenir, o bien esperamos a detectar el hecho en las cámaras y después publicamos en nuestras fachadas las fotografías, lo que al menos pone en vergüenza a quienes lo hacen y lo evitan en lo subsecuente o bien, los detectamos cuando ingresan. No hubo de otra; tuvimos que monearlos”, concluyó.



Crisis, un factor



Según refirieron especialistas que participaron recientemente en el XXII Simposio sobre Prevención de Pérdidas y Mermas de la ANTAD efectuado en la capital del país del 24 al 26 de octubre pasado, el “robo hormiga” se incrementó exponencialmente en los últimos cinco años como consecuencia de la crisis económica y el desempleo entre quienes frecuentan estos centros comerciales.

La consecuencia: que durante el 2011 las cadenas de tiendas afiliadas a la ANTAD destinaran alrededor de 9 mil millones de pesos en la adquisición de mecanismos de protección contra este ilícito, detallaron representantes de empresas que brindan el servicio de asesoría legal y de investigación contra la sustracción ilegal de productos.

Incurrir en este ilícito expone al infractor a condenas de tres a cinco años de prisión. Varía la pena ante el monto de la mercancía que se sustrajo, y según el caso, se pueden aplicar multas de entre 8 mil y 17 mil pesos, aunque cada comercio tiene sus propias políticas en caso de detectar el ilícito en flagrancia.


 

>>antonio:
claro...eso q les importa a los municipales ellos estan muy ocupados detras de los ciudadanos asaltandolos y quitandoles el aguinaldo so pretexto de revisiones de ruitna o ebrios y mientras los ladrones hacen su agosto en las casas pongase a depurar a esos ratas leysaola


>>lucas:
Y como siempre una lata de frijol sustraida costara lo que un kilo de sirlone


>>donjusticia:
deberian empezar por sus empleados y guardias que son los que empiezan este tipo de robos, especialmente sus guardias.