Foto: El Diario   Mexicanas la usan como método habitual, advierten

Gana mercado en el país la pastilla de emergencia
Sara Cantera
Agencia Reforma | 12-10-2012 | 23:08
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Distrito Federal— Durante el primer semestre del año, la pastilla de emergencia conocida también como “pastilla del día siguiente” se colocó como el método anticonceptivo más vendido en México, con 6.8 millones de unidades, lo que representa 42 por ciento del total del mercado de anticonceptivos hormonales.

Según cifras de la consultora IMS Health, en segundo lugar se ubicaron los orales de bajas dosis hormonales, con ventas por 5 millones de unidades, es decir, 31 por ciento del mercado.

“Estos datos indican que un importante número de mujeres están utilizando la píldora del día siguiente como método habitual y no como un recurso de emergencia”, advirtió David Vázquez, gerente de la Unidad de Negocio del laboratorio Liomont.

De enero a junio, se consumieron 16 millones de productos preventivos de embarazos en el país, incluyendo tratamientos no orales.

“Los métodos anticonceptivos dependen de qué tan activa sea la vida sexual y nos hemos encontrado que las mujeres inician su vida sexual cada vez a más temprana edad, a los 14 y a veces desde los 12 años”, aseguró Vázquez.

En el país aún no existe una cultura sobre el uso adecuado de anticonceptivos bajo la supervisión de un especialista o ginecólogo que recomiende un método según las necesidades de cada mujer.

“Si se considera el hecho de que la pastilla de emergencia no requiere receta médica, ello facilita que grupos vulnerables de adolescentes, recién iniciada su vida sexual, usen descontroladamente la píldora por la falta de educación sexual y el escaso conocimiento sobre las consecuencias del uso indiscriminado del mismo”, agregó.

El Consejo Nacional de la Población estima que en el Distrito Federal, 78.8 por ciento de las mujeres casadas o en unión libre usa algún tipo de anticonceptivo lo que lo ubica como la segunda entidad con el mayor porcentaje de uso, después de Sinaloa.