Policía de Guatemala captura a 40 presuntos extorsionadores
AFP | 08-07-2012 | 18:02
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Guatemala— Agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala capturaron este domingo a unos 40 presuntos integrantes de una banda de extorsionadores y sicarios, tras realizar al menos 48 allanamientos en viviendas de la periferia norte de la capital.

El operativo a gran escala, en el que participaron fiscales e investigadores de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), tuvo lugar en la colonia Canalitos, zona 24 de la capital guatemalteca, y al menos 33 de los capturados pertenecen a una sola familia.

"Las cuarenta personas, entre las cuales figuran seis menores de edad, y la mayoría son miembros de una misma familia, son sindicadas de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociación ilícita y obstrucción extorsiva del tránsito", destacó la Cicig por medio de un comunicado.

Según las investigaciones, este grupo era liderado por Nixon Bantes González, quien guarda prisión por asesinato en la cárcel el Boquerón, Santa Rosa (sureste), "desde donde planificaba las operaciones delincuenciales y utilizaba a familiares para cometer diferentes delitos".

De acuerdo con la información proporcionada por la Cicig, la investigación duró varios meses y los detenidos forman parte de la célula de la Mara Salvatrucha, una de las sanguinarias pandillas juveniles que operan en el país, denominada Pigüis Locos Salvatrucha.

"Esta banda estaba conformada por líderes, sublíderes y sicarios o ejecutores de homicidios violentos, y 'paros' (colaboradores) que se encargaban de intimidar o estructurar el tema logístico de las operaciones delincuenciales", afirmó la Cicig.

El grupo estaba integrado por 34 adultos (30 hombres y cuatro mujeres) y seis menores de edad (cinco hombres y una mujer).

Para agilizar la detención de estas personas, el organismo judicial habilitó un juzgado móvil en el parqueo de la Dirección General de la PNC, en cuyos alrededores se podía observar a familiares de los capturados que quienes buscaban la forma de evitar que estos últimos fueran a prisión.