Pierde Faraones su duodécimo juego de la temporada
Héctor Mario Galaz Griego
EL DIARIO | 07-07-2012 | 23:10
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Nuevo Casas Grandes.- El viernes en la capital de estado, los Faraones de Nuevo Casas Grandes sufrieron su duodécima derrota a cambio de diez victorias, al caer ante Orlando Moreno y los Dorados de Chihuahua, por pizarra de 2 carreras a 1.

Un gran juego de pelota protagonizó la Quinta Zona ante el equipo capitalino, donde brillo Su Majestad, el pitcheo.

Por Nuevo Casas Grandes estuvo en la lomita el quintanarroense Henry Pompeyo, en tanto que Moreno lo hizo por Chihuahua. Los Faraones pudieron conectarle 4 hits al pitcher dorado, y los bateadores de la capital dieron de imparable en 5 ocasiones.

Por Nuevo Casas Grandes dieron batazos a la tierra de nadie Jorge Luis Sapién, Alonso Alvear, Vicente Rodríguez y Felipe Hernández.

Por Chihuahua, par de hits de José Manuel Aguilar, otros dos de Jorge Morales y uno productor de Francisco Cabral.

La historia del juego se escribió en la cuarta entrada cuando los capitalinos hicieron sus dos anotaciones.

El “Toro” Nolasco elevó corto al jardín central donde buscaron la pelota el jardinero, el short y el segunda, cayendo la pelota al terreno. Oficialmente le marcaron error al segunda. Luego vino un doblete productor de Francisco Cabral por el leftcenter, avanzando a tercera con imparable y llegando a jom con wildpitch para el 2-0.

Los Faraones contestaron en la alta de la quinta, cuando Alonso Alvear conectó línea contra la barda del jardín izquierdo, anotando con infieldhit de Vicente Rodríguez. Una línea dura que golpeó al segunda base en la parte izquierda del cuello, quedando la pelota a la deriva aprovechando Alvear para llegar barrido al jom con el 2-1.

Fue todo lo que pudieron hacer los Faraones. Vicente Rodríguez se robó la segunda pero el octavo y el noveno en el orden fueron dominados por Moreno para concluir el episodio.

De la sexta a la novena entrada Orlando Moreno retiró en orden a los doce últimos bateadores del partido, lanzando juego completo.

El perdedor fue Henry Pompeyo a pesar de buen trabajo monticular, necesitando el relevo de Eduardo Lugo, sin hits, en una entrada y dos tercios, con dos pasaportes naturales, uno intencional y un embasado por error.