Demandan en EU a equipo de Peña; acusa PRI extorsión
Adnpolitico.com | 15-06-2012 | 00:49
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Distrito Federal— Miembros del equipo de campaña de Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI y el PVEM, fueron demandados en Estados Unidos por la empresa Frontera Television Network (FTN) por presunta conspiración y fraude, en un caso que el partido tricolor calificó de una “vulgar extorsión”.

El dueño de FTN, José Luis Ponce de Aquino, acusa a Erwin Lino, secretario particular de Peña Nieto; a David López, coordinador de comunicación de la campaña del priista, y a Roberto Calleja, vocero del PRI, de haber utilizado en su beneficio un contrato de su empresa para obtener 56 millones de dólares.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, Ponce de Aquino explicó que en noviembre del 2011, el empresario Alejandro Carrillo Garza Sada lo contactó con el fin de impulsar la imagen de Peña Nieto en EU, proyecto que fue estimado en 56 millones de dólares, dinero que sería fondeado por Carrillo que a su vez recibiría del Estado de México.

Ponce de Aquino mencionó que también denunció a Carillo Garza Sada, socio de la empresa Jiramos, SA de CV; a Alejandro Ramírez González, director del Consejo de Porcicultores Mexicanos, AC; a Hugo Vigues, Manuel Gascón, y Alfredo y José Carrillo Chontkowsky, además de GM Global Media, Jiramos y la sociedad civil Servicios Integrales al Sector Agropecuario (SISA), pues participaron en las negociaciones del contrato con los priistas, señala el demandante.

El empresario sostuvo que la campaña en medios nunca se llevó a cabo a pesar de que se firmó un contrato el 28 de de noviembre del 2011, y otro más en enero, pues se cambiaron las empresas que sostendrían dicho contrato, por medio de Ponce de Aquino sería Intelimedia S.A. de C.V. y por los contratantes sería Servicios Integrales al Sector Agropecuario (SISA), contratos que no tienen en ninguna de sus páginas el nombre del candidato presidencial ni del PRI.

Añadió que Carrillo Garza Sada le dijo que no podían regresarle dichos documentos porque habían sido utilizados para justificar la salida del dinero del Estado de México y de las compañías contribuyentes.

Eduardo Sánchez, vocero del PRI, explicó también en el programa radiofónico de Carmen Aristegui, que este caso “se trata de una vulgar extorsión”.

Señaló que Francisco Javier Torres González, representante de Ponce de Aquino, se presentó (sin especificar fecha) como director adjunto de Grupo Financiero Inbursa, amenazando con armar un escándalo mediático si no se le daban 5 millones de dólares, por lo que presentaron una denuncia de hechos ante la PGR, el vocero no dio el número de expediente ni la fecha de denuncia.

Añadió que la extorsión es del “tamaño de una catedral”, pues el PRI o algún miembro del PRI no firmaron nada. El vocero del tricolor destacó que en noviembre de 2011, Alejandro Carrillo Garza Sada se acercó al equipo de campaña con la intención de que se le comprara un proyecto para publicitar en Estados Unidos al abanderado presidencial priista, pero como está prohibido por la ley “nos negamos”. El priísta negó que conozcan a Carrillo Sada.