Foto: El Diario de Chihuahua   Material localizado en 2002 en la casa de Jaime Kanakoqui

En 2009 mataron ‘por clonador’ a pariente de uno de los detenidos
Alfredo Ruiz Loya
El Diario de Chihuahua | 11-05-2012 | 00:59
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Chihuahua— Como Mario Kanakoqui Isordia y Zayra Paola Medina Madriles, fueron identificados los chihuahuenses detenidos el martes en posesión de 422 tarjetas de crédito y de regalo falsificadas, en el cruce fronterizo de Santa Teresa.

La pareja es originaria de la ciudad de Chihuahua, el varón lleva el apellido de una familia capitalina acomodada, sin embargo, también involucrada en ilícitos que tienen que ver con fraudes bancarios.

De acuerdo con lo que se encontró en archivos periodísticos, en mayo del 2009, fue localizado el cadáver cercenado de un estudiante de la URN, de nombre Jorge Kanakoqui, a quien sus verdugos le dejaron un mensaje donde lo involucraban con la clonación de tarjetas de crédito, inclusive, una de sus manos fue abandonada en un cajero automático ubicado en el exterior de la Dirección de Vialidad.

En octubre del 2002, elementos de la Policía Federal catearon la vivienda de Jaime Kanakoqui, donde se localizaron cientos de tarjetas de crédito así como un sofisticado equipo para la “clonación” de las mismas.

En esta ocasión, el apellido Kanakoqui vuelve a ser noticia en este tipo de delitos, y la investigación la llevan agentes norteamericanos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Joanne Thale-Lembo, director del CBP en el puerto internacional Santa Teresa, indicó que los chihuahuenses detenidos violaron la seguridad nacional, práctica que fue descubierta a través de una operación antiterrorismo.

Asimismo, Kanakoqui Isordia y Medina Madriles estuvieron presentes ayer ante la corte de Nuevo México donde escucharon los cargos que se formularon en su contra.