Sirven aquí a escolares carne con viscosidad rosada
Julio Antonio Molinet
El Diario de El Paso | 28-03-2012 | 00:06
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
A raíz de la polémica con la llamada ‘viscosidad rosada’ (pink slime) –residuo de carne extraído de cortes de desecho en procedimiento industrial–, distritos escolares de la región de El Paso confirmaron que se ha estado consumiendo aquí, aunque hicieron un llamado a la calma.

Todo indica que el producto se ha estado consumiendo en los distritos escolares del Condado de El Paso, no obstante, aclararon que la carne “está aprobada para su uso” y que “es inofensiva”, informó la portavoz del Distrito Independiente de Ysleta (YISD).

En semanas recientes, medios de comunicación nacional han enfatizado cómo esta ‘viscosidad’ es producida, al separar con calor pequeños pedazos de carne pegados a la grasa, para luego ser desinfectada con amoniaco.

El producto resultante –denominado pink slime– se usa como ‘relleno’ en la carne molida, sin que ninguna etiqueta advierta de su presencia.

Aunque ha sido aprobado su uso por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), las fuertes críticas a este producto obligaron al cierre de tres de cuatro plantas que la procesan en Texas.

“Todos los distritos recibieron un documento donde se da fe de como se prepara ese alimento y sobre su garantía nutricional”, dijo, la portavoz de YISD, Patricia Ayala.

“En nuestro caso no hemos tenido quejas de padres, alumnos o maestros sobre el aspecto de la carne o la calidad de la misma”, precisó.

Ayala no precisó si los nutriólogos de distritos escolares del centro de Texas están considerando qué hacer con el pink slime.

“Nos llegó una carta que está siendo analizada por la Mesa Directiva”, se limitó a decir y facilitó la referida misiva firmada por Richard Wortham, Vicepresidente Ejecutivo del Consejo Tejano de la Carne.

“Durante más de 25 años, nos hemos centrado en la ciencia para destacar los beneficios la carne molida como dieta saludable”, dice Wortham.

Y sostuvo: “Puedo asegurarle que nuestros programas de almuerzos escolares son de alta calidad y de alimentos seguros”.

El funcionario explica que por ley, para evitar infecciones por E. Coli, Salmonella o alguna bacteria, se utiliza gas amoníaco o acido cítrico en las proporciones correspondientes.

Wortham también destacó que la “baba rosa” es de perfiles nutricionales “casi idénticos a los de la carne de vaca”. La ponderó por sus componentes: “proteínas esenciales, hierro, zinc y vitaminas del grupo B”.

Pero las críticas recientes del reconocido chef Jamie Oliver y los cientos de informes noticiosos sobre la carne sin grasa finamente texturizada –además de una verdadera histeria en las redes sociales– han conducido a innumerables llamados a prohibir el producto o hacer que sea mencionado en las etiquetas de ingredientes.

“Yo creo que es más alboroto que las molestias o daños que pueda provocar. Qué estadounidense no se ha comido unas albóndigas o hamburguesas hechas con esta carne. Hasta ahora nadie se ha muerto”, dijo, la madre de familia Margarita García, residente del área Central de El Paso.

“En los distritos escolares hay expertos que constantemente revisan la calidad de lo que se sirve. Detrás de todo esto debe haber rivalidades entre compañías o luchas en el mercado”, señaló.

Agencias periodísticas indican que McDonald’s confirmó en enero que dejó de utilizar el producto.

La semana pasada, varias cadenas de comestibles hicieron lo mismo, incluyendo a Safeway, propietaria de las tiendas Randalls en Austin. H-E-B y Whole Foods anteriormente indicaron que sólo venderán carne molida que esté libre de aditivos.

La algarabía ha sido tal que la propia compañía que fabrica la “baba rosa” suspendió operaciones en tres de sus cuatro plantas donde el ingrediente de carne es elaborado. Al respecto sus funcionarios han manifestado que el paro ha sido para poder atender a la preocupación de los consumidores.

Beff Products Inc. suspenderá operaciones en las plantas de Amarillo, Texas; Garden City, Kansas y Waterloo, Iowa, dijo el director de seguridad alimentaria de la compañía Craig Letch.

Ahora, en el resto de Texas, los distritos escolares están revisando sus ingredientes para ver si contienen el producto y, de ser así, contemplar la posibilidad de retirarlo.

A nivel local se espera algún pronunciamiento después de esta semana cuando concluyan los exámenes STARR.

El Departamento de Agricultura de EU (USDA, por sus siglas en inglés) indicó la semana pasada que los distritos escolares podrán dejar de adquirir productos por medio del programa nacional de comidas escolares que contengan “carne sin grasa finamente texturizada”.

En el Condado de El Paso no se ha emitido ningún pronunciamiento oficial al respecto.

El USDA no ha exigido que la carne texturizada sea mencionada en etiquetas, y el producto ha formado parte de la dieta estadounidense por años.


 

>>ElApa:
No quieren comer esto pero si comen embutidos que están hechos con lo mismo o peor. Mmm que sabroso