Ayer, segundo día de este mes sin homicidios
Staff
El Diario | 22-03-2012 | 01:10
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Ayer fue el segundo día de este mes con saldo blanco en homicidios, al cumplirse 24 horas sin que alguna persona fuera victimada.

No obstante, un hombre fue baleado en el relleno sanitario y hasta el cierre de esta edición, las autoridades lo reportaban grave.

Por esto, el miércoles representó el sexto día del año con “racha de paz” y el segundo de este mes. Al igual que el lunes 27 de febrero, el viernes 17 y el martes 7 de febrero.

Lo mismo sucedió el 25 de enero cuando la ciudad tuvo un respiro en cuanto a decesos violentos.

Pero aunque ayer fue considerado “día blanco” por no registrarse homicidios, sí se cometió un atentado contra un hombre que con un balazo en el cráneo y otro en el ojo, luchaba por sobrevivir.

La identidad de la víctima de 34 años, así como el hospital al que fue llevado por paramédicos de la Cruz Verde, quedaron en reserva para evitar que sea buscado.

Datos preliminares indican que la agresión ocurrió a las 4:30 de la tarde de ayer a la altura del kilómetro 27 de la carretera Panamericana, donde se ubica el tiradero de basura.

Trascendió que el lesionado es empleado de la empresa recolectora de basura PASA, pero este dato no fue confirmado.

Al cierre de esta edición el lesionado se encontraba en terapia intensiva.

Tiran dos cadáveres

Los últimos minutos del martes, una pareja fue localizada sin vida en calles de la colonia Anáhuac, reportó la Fiscalía General del Estado (FGE).

La corporación informó que el hallazgo ocurrió a las 11:15 de la noche en las calles Delta y Miguel Navarrete.

Ahí se localizó el cadáver boca abajo de un hombre, el cual tenía el rostro cubierto con cinta adhesiva y presentaba quemaduras en el abdomen y el cuello.

Posteriormente, en las calles Tamazula y Bocoyna encontraron, a la mujer que fue identificada como Karina Soto Juárez, de 24 años.

Ella tenía una bolsa de plástico negra cubriéndole la cabeza y una soga alrededor del cuello que además ataba los pies y los brazos hacia atrás. Los moretones que presentó en los brazos revelaron que fue torturada, además estaba desnuda.