'Juárez está vivo'
Emma Carolina García
El Diario | 27-09-2011 | 01:30
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Si alguien dudaba de la grandeza de la banda, fue anoche en Ciudad Juárez donde se despejó la incógnita: desde que inició su gira del reencuentro es aquí donde logró convocar y enloquecer por primera vez a una real multitud, a más de 30 mil personas.

En sus anteriores espectáculos, a excepción del Vive Latino 2011, había reunido a 6 mil fans máximo, aquí se superó la expectativa y abarrotó el estacionamiento del Estadio Olímpico Benito Juárez.

Y lo saturó de gente, pero también de euforia y de nostalgia, a través de un concierto que evidentemente satisfizo a los juarenses que hace 19 anos vieron en vivo al grupo por última vez en la Plaza de Toros Monumental y también a quienes nunca habían tenido la oportunidad, porque tal vez todavía ni nacían o apenas estaban en primaria.

Fueron casi dos horas y media de show y un total de 24 canciones; un repaso por la discografía del grupo (Caifanes, El diablito, El Silencio y El Nervio del volcán).

El encuentro, que cierra los eventos masivos del Festival Internacional Chihuahua, arrancó a las 8:27 de la noche con “Viento”, “Negro Cósmico”, “Para que no digas que no pienso en ti” y “Miedo”, bajo un clima perfecto y un ambiente de euforia.

“Muchas gracias Juárez. Juárez está más vivo que nunca. Caifanes está a sus pies”, fueron las primeras palabras que Saúl Hernández, Alfonso André, Alejandro Marcovich, Sabo Romo y Diego Herrera dirigieron a su público.

Como se ha caracterizado tanto con Caifanes como Jaguares, Saúl se comportó cálido con sus seguidores y siempre con un mensaje positivo que decir a su muy peculiar estilo.

“Hay que hacer una vida bien chingona. Dios nos dio el regalo de estar vivos, vamos a darle nosotros el regalo de hacer una vida chingona”, exclamó para luego entonar “Antes de que nos olviden” y “Ayer me dijo un ave”.

Todos los temas fueron coreados por la multitud, pero las más: “Miedo”, “Miércoles de Ceniza”, Aquí no es así”, “Los dioses ocultos”, “Detrás de ti”, “Mátenme porque me muero” y por supuesto, “Negra Tomasa”, “Nubes”, “La célula que explota”, “Afuera” y “No dejes que”.

Estas últimas cinco piezas fueron las que cerraron el concierto. Antes de estas, a las 10:11 pm, Caifanes intentó despedirse pero claro que la audiencia no lo permitió.

Se bajó del escenario, Sabo fumó un cigarrillo, Alejandro hizo estiramientos y regresaron al foro.

Cerraron con broche de oro al permitir que un fan subiera y cantara “No dejes que” con un entusiasmo que le cortaba la voz y lo hacía apretar los puños seguramente de incredulidad. La música paró a las 10:20 pm con una ovación que hizo sonreír al legendario quinteto mexicano.

Fue así, sin incidentes que lamentar y con un ambiente que contagiaba y emocionaba a cualquiera, que transcurrió este concierto que dejó muy en claro que no importa que Caifanes desapareciera de la escena durante 16 años, aquí en Juárez tienen a un público fiel y como Saúl dijo “más vivo que nunca¨.

Lista de Vacaciones

Viento

Negro cósmico

Para que no digas que no pienso en ti

Miedo

Nunca me voy a transformar en ti

La vida no es eterna

Será por eso

Te estoy mirando

Miércoles de ceniza

Aquí no es así

Cuéntame tu vida

Antes de que nos olviden

No me hagas daño

Estás dormida

Perdí mi ojo de venado

Los dioses ocultos

Detrás de ti

Mátenme porque me muero

Nos vamos juntos

La negra Tomasa

Nubes

La célula que explota

Afuera

No dejes que