Once de las 17 víctimas aún no eran sentenciadas
Sandra Rodríguez Nieto
El Diario | 27-07-2011 | 00:44
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Al menos 11 de los 17 reos fallecidos el pasado lunes en el Centro de Readaptación Social tenían pocos días o semanas de haber ingresado en el penal y se encontraban recluidos en el área conocida como “prisión preventiva”, donde están quienes aún no reciben sentencias.

De acuerdo con los reportes periodísticos, varios fueron detenidos apenas en los pasados días de junio y julio de 2011 por delitos como secuestro, extorsión, homicidio y robo.

Los reos que resultaron muertos y que no tenían ni un mes de haber llegado al penal son Miguel Alejandro Rodelo, de 22 años y detenido por robo apenas el 22 de julio pasado (tres días antes de morir); Juan José Orozco Linares, de 38 años y detenido en flagrancia el 18 de julio, cuando llegó a cobrar una extorsión a un comerciante; y Jesús Daniel Semental Heredia, de 18 años y detenido el 17 de este mes por asalto a una unidad de transporte público.

Otros cinco presos fallecidos habían ingresado apenas en junio, como Roberto Jiménez Lara, de 32 años y detenido por plagio el 19 del mes pasado; David Hernández Hernández, de 28 y detenido el día 10 por robar aparatos de videojuego de una casa de empeños; Jesús Manuel Hernández Nájera, de 20 años y arrestado el 12 de junio por asalto; así como Abraham Galindo, de 49 años y detenido como probable responsable del homicidio de una mujer cuyos restos habría abandonado en el interior de un tambo.

De acuerdo con Héctor Conde, vocero del Centro Penitenciario, prisión preventiva es un área con espacio para 130 reos y, como el resto del penal, regularmente está sobrepoblado con las personas que esperan recibir sus sentencias por parte de los tribunales de garantía.

El pasado lunes, una revuelta aún no esclarecida por las autoridades dejó como saldo 17 reos asesinados, todos al parecer con arma de fuego.

Este es el pleito que más vidas ha costado en el penal municipal, donde en riñas anteriores –sobre todo entre 2004 y 2007, durante la primera administración de Héctor Murguía al frente del gobierno municipal– ya se habían registrado otros enfrentamientos que, en ese periodo, dejaron más de 20 víctimas mortales.

Otra de las casi recién llegadas al penal y asesinada durante la reyerta del lunes fue Ana Cristina Andrade Gallegos, de 23 años y detenida por robo y extorsión el 25 de mayo pasado, así como Daniel Osvaldo Salas Valdez, de 30 años y detenido por robo de vehículo en marzo de 2011.

Luis Adrián Estrada Pérez, de 28 años y procesado por secuestro, fue enviado al Cereso también en julio pasado después de estar sujeto a arraigo, y también está en la lista de los fallecidos.

El resto de las víctimas fueron Nicolás Frías Salas, de 35 años y preso por homicidio desde 2005; José Manuel Martínez Ortiz, de 29 años; Venancio Javier Flores Pérez, de 26 años, Jorge Alberto Mendías Vázquez, de 20, y Juan José Rodríguez Sánchez, de 27 años; estos cuatro presos por robo.

También José Manuel Hernández Mendoza, de 28 años, preso por uso de vehículo robado, así como Luis Manuel Guerrero Alvarado, de 40 años, por robo.


 

>>forumlex:
ALGUN MOTIVO ESPECIAL TENIAN LOS SICARIOS QUE ASESINARON A ESTOS 17 REOS, NO IMPORTA SI ESTABAN O NO SENTENCIADOS, EL CASO ES QUE POR LOS DELITOS QUE COMETIERON "NO ALCANZARON FIANZA" POR LA PELIGROSIDAD DE ESTOS SUJETOS...ADEMAS DUDO MUCHO QUE FUERAN A SER ABSUELTOS EN SENTENCIA Y LA MAYORIA DE LOS JUARENSES ESTAN "CONTENTOS" CON QUE DESGRACIADAMENTE HAYAN MUERTO ESTOS 17 SUJETOS...POR ALGO SERA Y OJALA QUE TAMBIEN SEAN PROCESADOS ANTE UN JUEZ LOS DIRECTIVOS DEL PENAL.