Liberan a presunto homicida debido a falta de evidencias
Staff
EL DIARIO | 26-06-2011 | 21:26
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Ante la falta de evidencias para acreditar la responsabilidad penal ante un Tribunal Oral un imputado por el delito de homicidio fue dejado en libertad por los jueces, incluso impusieron una multa a la agente del Ministerio Público por no presentarse a solicitar el sobreseimiento del caso.

Se trata de la causa penal 106/2010 en la que aparecía como presunto culpable Adrián Ávila Irigoyen por haber dado muerte a Eduardo Zaragoza Gil el 13 de noviembre del 2009.

Los jueces orales Aram Delgado García, Carlos Martínez García y Juan Javier Cornejo Páez, sobreseyeron la causa penal en contra del imputado.

De acuerdo con los antecedentes del caso Ávila Irigoyen fue acusado de matar a Eduardo Zaragoza Gil, cuando éste se encontraba en la negociación Carnemart, ubicada en avenida Tecnológico 5543 en la colonia La Cuesta.

La víctima salía de la carnicería, cuando un comando armado integrado por varios hombres le disparó en varias ocasiones.

Pese a que en sus declaraciones iniciales ante el Ministerio Público Ávila Irigoyen aceptó su responsabilidad en estos hechos la fiscal no pudo demostrarlo con las pruebas suficientes por lo que la Fiscalía General del Estado solicitó el sobreseimiento de la causa penal al tribunal de juicio oral.

El Tribunal Oral además impuso una multa a la fiscal identificada como Fabiola Tafoya, por no presentarse a una primera audiencia que se desarrolló para sobreseer esta causa. Fue el fiscal Hugo Sigala quien solicitó al Tribunal Oral el sobreseimiento de la causa penal 106/2010 a favor de Adrián Ávila Irigoyen al no poder demostrar que éste mató a Eduardo Zaragoza Gil.

A Ávila Irigoyen lo vinculaban como presunto integrante de la pandilla Los Aztecas y a quien elementos del Ejército mexicano lo detuvieron junto con otros supuestos integrantes de esta banda identificados como Juan Pablo Castillo López, Manuel Antonio González Mejía, alias “El Animal”, Ricardo Corrales Valenzuela, Gonzalo Domínguez Sánchez, Gonzalo Javier Murillo, Mario Alberto Muñoz Martínez, Juan Padilla Juárez y Guillermo Andrés Moreno Ramírez o Saúl Andrés Ramírez Reyes.


 

>>totem:
Si en realidad era inocente me da gusto de lo contrario, es el mismo o parecido sentimiento que el de los demas lectores. saludos


>>elias.anchieta:
No puede ser. No solo liberan a un criminal sino que hasta multan a la fiscal, de milagro no multaron al muerto. Asi, cuando vamos a terminar de leer notas de asesinatos? Este es un sicario, por lo que veo, en unos cuantos dias ya estara de nuevo "trabajando" como dicen ellos. Ya no sabe uno quien es peor, si los fiscales, los jueces, los oficiales que detienen a los asesinos o si los mismos asesinos. No debieran enterrar a los muertos hasta que no haya terminado todo el proceso judicial, y tambien, De que sirve que levanten los casquillos de las balas si estos finalmente no sirven como pruebas? de plano en materia judicial, estamos poco menos que en pañales, asi como estan las cosas, este es el cuento de nunca acabar. Corrupcion e ineptitud, son dos gafetes que no se si sera posible un dia ya no se tengan que colgar los oficiales de la justicia.