Ejecutan a 14, ayer; 3 de una misma familia
Staff
El Diario | 12-12-2010 | 00:08
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Ciudad Juárez— Un total de 14 personas fueron asesinadas ayer sábado, nueve de ellas en una jornada violenta de dos horas en la que prevaleció el caos entre corporaciones policiacas y otras 3 en un vivienda, al parecer de la misma familia. Incluso, fue necesario el reforzamiento de la seguridad de los peritos especializados en el manejo de la escena del crimen ante el temor de posibles ataques.

Personal de la Fiscalía General del Estado dio a conocer que el primer hecho violento ocurrió de ayer sábado en el cruce de las calles Namibia y José de Itugarray en la colonia Campestre Virreyes.

El cuerpo del hombre, hasta el momento no identificado presentó golpes en la cabeza.

El fallecido contaba con una edad estimada en los 28 años, era de complexión delgada, tez morena, medía 1.75 metros de estatura y vestía un pantalón de mezclilla color azul, una chamarra de color negro, una playera de color rojo y botas tipo vaquero de color café.

Luego de casi ocho horas en calma, la racha de muertes violentas inició a las 12:00 horas al ser victimados dos hombres, cuyos cadáveres quedaron a mitad de las calles Guadalupe Ureña Ponce y Ana Domínguez, en el fraccionamiento Hipódromo. Los fallecidos bloqueaban el acceso a la zona habitacional y al parecer, la intención de los agresores fue “escarmentar” a unos vecinos de ese fraccionamiento, trascendió.

A las 13:40 horas fue reportado el asesinato de Jaime Iván Hernández Herrera, de 35 años de edad. La muerte violenta ocurrió en el cruce de la avenida División del Norte y Santos Degollado, en la colonia Vicente Guerrero.

Hernández Villa cayó sin vida en sobre la carpeta asfáltica y presentó múltiples impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.

Al parecer los tripulantes de dos vehículos un Jetta de color guinda y una camioneta tipo pick tipo Ford Lobo de color gris, merodeaban por el lugar y luego realizaron disparos, por lo que se inició una movilización policiaca.

A las 15:00 horas fue reportado el deceso de otro hombre de entre 20 y 25 años de edad, el cual ingresó en calidad de desconocido al Semefo. La agresión ocurrió en el cruce de las calles Acuario y Tauro en la colonia Luis Olague, reportó la Policía Estatal Investigadora.

La víctima fue descrita como una persona de complexión delgada, tez morena y cabello corto a rapa, quien medía 1.75 metros de estatura.

Asesinan a ocho en dos matanzas

Dos matanzas múltiples se registraron ayer al sur oriente de Ciudad Juárez, cobrando en total la vida de ocho personas. En ambos casos los responsables no fueron detenidos, aunque en la colonia El Papalote se implementó un fuerte operativo de búsqueda ante el rumor de que los sicarios habían regresado a la escena del crimen.

Aproximadamente a las 15:45 horas un comando armado irrumpió en una vivienda ubicada en la calle Ojo de la Caza número 815 casi esquina con Ejido Carranza de la zona habitacional El Papalote.

Los homicidas dieron muerte a todos los hombres que se encontraban en el inmueble, inclusive a un individuo que estaba de visita y quien al parecer es residente del Ejido Reforma y había venido a esta frontera a participar en una misa efectuada ayer, durante la mañana, en Catedral.

Familiares de una de las víctimas, lo identificaron como Fidel Martínez e indicaron que él acudió a la casa de la calle Ojo la Caza a visitar a su hermano, aprovechando su estadía temporal en Juárez.

Testigos del multihomicidio señalaron que otras tres personas resultaron lesionadas. Pero, personal de la Fiscalía General del Estado señaló no tener reporte de personas heridos, en ese punto.

Por su parte, los vecinos del área reportaron haber escuchado unas 40 detonaciones y algunos de ellos explicaron que fue una mujer quien ingresó a la casa para cometer los múltiples asesinatos.

Los colonos también señalaron que la vivienda donde se perpetró el ataque seguido veían entrar y salir hombres y explicaron que el inmueble no era utilizada como casa habitación. Alrededor de la casa se encuentra una bodega, un lote baldío y un domicilio de dos plantas. Una de las víctimas fue marcado provisionalmente como masculino uno y personal de la Fiscalía General del Estado lo describió como de entre 50 a 60 años; complexión regular, tez morena clara y 1.75 metros de estatura.

El masculino marcado con el número dos tenía de 30 a 35 años; era de complexión robusta; tez morena; medía 1.80 metros y se le observaron lesiones producidas por disparos de arma de fuego en el costado izquierdo, costado derecho y en la región encefálica. Una tercera persona era de 40 a 45 años; complexión robusta; tez morena y medía 1.75 metros de estatura. Él sufrió heridas en la región parietal izquierda y lumbar.

Agentes de la Policía Federal (PF) y adscritos a la Fiscalía General del Estado resguardaron la casa mientras se realizaba el levantamiento de los cuerpos. Además los federales buscaron a los sicarios luego de que varios residentes les reportaron que acaban de volver a pasar por el lugar, a bordo de una camioneta de color azul y un automóvil compacto. Pero no lograron resultados.

También ayer, después de las 14:00 horas, cinco individuos que se encontraban en una vulcanizadora fueron atacados a balazos. Todos murieron. El propietario y sus empleados daban atención a dos clientes: el conductor de un Accord de color azul y el de un Concord de color gris de modelo reciente.

Ese hecho ocurrió en un negocio domiciliado en la Avenida Mezquital Blanco y Ajillo, del fraccionamiento El Mezquital. En el lugar los peritos estatales hallaron 15 caquillos percutidos calibre 7.62 por 39 y 19 más calibre 9 milímetros. En total 34 elementos balísticos.

Los agresores bajaron de las unidades y dispararon de manera indiscriminada contra el dueño del local, los empleados y los clientes.

Dos cuerpos quedaron dentro del local junto a la máquina para reparar los neumáticos, dos cadáveres más cayeron a lado del auto Accord y el quinto cuerpo quedó a unos metros del vehículo Concord, cuando el tripulante intentó buscar refugio tras la unidad, pero fue descubierto por los atacantes

Los testigos de los hechos describieron las unidades de los sicarios como “camionetas nuevas que eran manejadas por pelones”.