Barrio Azteca, en la mira de las agencias antipandillas del país
Alberto Ponce de León
El Diario de El Paso | 28-11-2010 | 23:46
Imprimir Nota
Enviar Nota
 
Agencias contra las pandillas de Estados Unidos se han enfocado en los grupos delictivos cuyos tentáculos actúan tanto en territorio mexicano como en el estadounidense, tal es el caso de Barrio Azteca, según reportes recientes de Inteligencia.

Las autoridades federales han insistido en que los miembros de las pandillas relacionadas a las redes del narcotráfico ejecutan gente como parte de sus funciones y a cambio de cargas de drogas ilícitas.

“Autoridades federales puntualizan que, en última instancia, son los cárteles mexicanos de la droga los responsables de la violencia generada en ambos lados de la frontera y más allá entre ambos países”, señaló uno de los reportes, publicado este mes.

De acuerdo a los datos, es a través de las pandillas en ambos lados de la frontera, tales como Barrio Azteca, como estas redes del crimen organizado operan con cierta disciplina.

“Muchas de esta pandillas están presentes en ciudades como El Paso, Tucson, San Diego y Los Angeles. Es el caso de Barrio Azteca de El Paso, la cual opera en ambos lados. Azteca y otras pandillas de EU se interconectan con los cárteles de la droga y las pandillas de la droga mediante venta de narcóticos al menudeo ”.

Los reportes publican que las organizaciones mexicanas del narcotráfico tienen la infraestructura para ordenar asesinatos en cualquiera de los dos lados de la frontera, incluidos: narcotraficantes, a pandilleros estadounidenses o empleados federales del gobierno de Estados Unidos.

“Las agencias de aplicación de la ley señalan que las pandillas trabajan para los cárteles de la droga y les hacen el trabajo sucio a cambio de drogas”, según los datos asentados.

De acuerdo a los informes públicos, hace unos días fue arrestado en Ciudad Juárez, Arturo Gallegos Castrellón, alias “El Farmero” de 32 años de edad, señalado como un líder de “Los Aztecas” de esta frontera.

Según la información de las autoridades federales de México, al detenido se le vincula con el asesinato de dos empleados del Consulado de Estados Unidos, registrado en Ciudad Juárez el pasado 14 de marzo.

A Gallegos Castrellón se le ha relacionado con la masacres de 14 adolescentes en la colonia Villas de Salvárcar, también en Juárez, ocurrida el 31 de enero del 2010.

De acuerdo con los informes oficiales, al presunto jefe de la pandilla con presencia binacional se le responsabiliza de al menos el 80 por ciento de los homicidios cometidos del lado mexicano de esta frontera, de agosto del 2010 a la fecha. Entre los presuntos crímenes se le implican cinco homicidios de policías federales.

Barrio Azteca y las organizaciones que manejan el negocio del narcotráfico en Ciudad Juárez y El Paso han mantenido históricos nexos, según los datos públicos. Esta pandilla, nutrida de unos 3 mil 500 miembros, sumados dentro y fuera de las prisiones estadounidenses, se encuentra ligada a “La Línea”, grupo que controla las redes del narcotráfico en esta frontera para la familia Carrillo Fuentes, de acuerdo a las agencias federales de EU.

La organización denominada en El Paso “Barrio Azteca” y “Aztecas” en Ciudad Juárez, tiene presencia en varios Estados del país: Texas, Nuevo México, Colorado, Nevada, Arizona, California, Oklahoma, Idaho, Washington, Kansas, Illinois, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nueva York y Utah.